• Lagos: la capital bohemia del Algarve

    Foto de la costa de Lagos en el Algarve

    Lagos, en la costa más occidental del Algarve portugués, es la capital del turismo bohemio y sostenible de la región. Se encuentra a tan sólo 30 kilómetros de Be Live Palmeiras Village. Ubicado en el centro geográfico del Algarve este hotel es ideal para conocer la región a fondo, alternado en el día el encanto de sus instalaciones y las visitas a las diferentes ciudades costeras portuguesas.

    Habitada desde el año 2.000 a.C. esta es una tierra fértil de hermosas costas y bonitos bosques interiores. Tiene un pasado rico ya que ha estado habitada por siglos, cambiando de manos tras sucesivas invasiones, hasta convertirse en el puerto más importante de la conquista portuguesa de América. En Lagos, se construían y embarcaban las naves con rumbo a las Indias Orientales cargadas de exploradores, esclavos y materias primas.

    Aunque quedó severamente tocada tras el terremoto de 1755, la ciudad hoy en día ha recobrado su espíritu, convirtiéndose en la capital del turismo sostenible en el Algarve. A pesar del terremoto, Lagos ha reconstruido su patrimonio histórico y ofrece a sus visitantes una selección de interesantes edificios para conocer dentro de su casco antiguo del siglo XVI.

    Primero dé un paseo por las murallas romanas y recorra sus calles para disfrutar de la arquitectura tradicional portuguesa que exhiben. En la Praça de la República se encuentra el edificio que se usaba como mercado de esclavos durante el auge de los viajes a América. Si tiene tiempo visite el Museo Municipal y su colección heterogénea de objetos históricos.

    El fuerte de Ponta da Bandeira fue, desde su construcción en 1580, el custodio de la costa portuguesa ante los ataques de piratas como el famoso Sir Francis Drake. En su interior hay una pequeña capilla del siglo XVII recubierta con azulejos que merece la pena ser visitada. Por su parte, la Iglesia de Santo Antonio del siglo XVIII exhibe un retablo barroco realmente interesante, que intercala decoraciones de azulejos con pan de oro.

    Las playas de Lagos son sinuosas franjas de arena que se abren paso entre el mar y los acantilados típicos de la costa del Algarve. En Lagos, estas formaciones rocosas han reducido su altura y ahora sirven de barrera física y sonora, pero ya no dificultan el paso como en Sagres. La más famosa de las playas es Meia Praia, ideal para familias con niños. Si están buscando un lugar tranquilo donde descansar les recomendamos Batata o Dona Ana, más pequeñas y menos populares. Tras un largo día de playa pruebe la oferta gastronómica a lo largo de la Rua 25 de Abril, no se arrepentirán.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?