• Ruta de los Faros de Mallorca

    Faro de Formentor

    La preciosa isla de Mallorca fue durante años el terror de los navegantes. Su costa escarpada y sus traicioneras aguas fueron una amenaza para muchos navegantes, que lograron maniobrar con éxito gracias a los faros de la isla. Hoy en día los faros de Mallorca constituyen un legado histórico y en algunos casos han sido reconvertidos a pequeñas salas expositivas en torno al tema de la navegación.

    En Mallorca hay catorce de estas atalayas a lo largo de toda la costa. Algunos son más populares y otro se encuentran más aislados, pero todos preceden hermosos paisajes marinos. Existe una ruta llamada de los cinco faros, muy popular entre los motoristas y los aficionados a estos edificios. Hoy haremos esta ruta desde el Hotel Alea en S’Arenal y describiremos estas increíbles estructuras.

    Faro de Portopí

    Ubicada a 41 metros sobre el nivel del mar, esta torre de planta cuadrada construida en piedra es el tercer faro más antiguo en funcionamiento del mundo. Erigido en 1300 por orden de Jaime II de Mallorca el faro primitivo, se encontraba cerca del Fuerte de San Carlos. Al construir el fuerte, se dieron cuenta que el faro peligraba con los disparos de cañón y lo mudaron en 1617 a su actual ubicación dentro de una antigua torre de señales.

    Faro de Sa Mola

    Esta estructura se construyó en 1974 para ayudar con la recalada de los barcos en Puerto de Andratx. La columna de bandas blancas y negras coronada por una baliza se encuentra sobre un enorme acantilado de piedra a 128 metros sobre el nivel del mar. Desde el inicio este fue un faro sin vivienda, ya que como el de Isla Dragonera está automatizado y comandado desde el puerto.

    Faro de Cap Gros

    También conocido como el faro de la Muleta, este edificio es un mirador excelente sobre la Sierra de Tramuntana. Se encuentra inactivo desde 2008, pero fue de gran utilidad desde su construcción en 1842 para aligerar las maniobras en el cercano puerto de Sóller.

    Faro de Formentor

    Este es el faro más popular de la isla debido al maravilloso enclave y a las vistas que desde su base se tienen de la costa mallorquina. Puede que en parte su popularidad se deba a la poesía del Pí de Formentor de Miquel Costa i Llobera. La antigua vivienda del farero hoy sirve de instalación turística para dar servicio a los cientos de visitantes que llegan aquí cada día.

    Faro de Ses Salinas

    El vigilante del punto más meridional de Mallorca desde 1863 es hoy en día un centro de investigación en torno al medio marítimo. Su altura es pequeña, sólo 17 metros, pero dada la ausencia de construcciones en los alrededores su alcance es óptimo sobre la costa.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?