• Jarabacoa

    Salto de Jimenoa en Jarabacoa

    Jarabacoa es el paisaje dominicano de interior en su estado más puro. Esta preciosa ciudad se encuentra en una meseta a 500 metros sobre el nivel del mar y rodeada por las montañas de la cordillera central. La privilegiada ubicación de Jarabacoa le permite ostentar el clima más estable de la isla 22°C todo el año. Este tiempo tal estable ideal para las plantas y las cosechas es el causante del frondoso paisaje de la región.

    Si estáis buscando un lugar donde escapar de turismo de República Dominicana, ya lo habéis encontrado. Ubicada a tan solo un par de horas de carretera del Be Live Canoa, Jarabacoa es un paraíso para los amantes de la naturaleza. El nombre de la ciudad deriva de la palabra taína Xarabacoa, que quiere decir “lugar de muchas aguas”. Con justa razón, porque por esta zona pasan los tres ríos más grandes del país: el Yaque, el Jimenoa y el Baiguate. Estos dos últimos tienen saltos que superan los 40 metros de altura, siendo el más famoso el Jimenoa, al que se organizan excursiones a diario.

    Jarabacoa se encuentra rodeada de montañas, incluido el pico Armando Bermúdez (3.175 m), nombre con el que se conoce al pico más alto de República Dominicana. El entorno natural de esta ciudad incluye los parques nacionales Armando Bermúdez y José del Carmen Ramírez. Estos dos enclaves naturales junto con Los Haitises y la Sierra de Baoruco conforman los baluartes ecológicos del país.

    El Parque Nacional Armando Bermúdez presume de ser la cima de las Antillas, pues es aquí donde se resguardan las montañas más altas del Caribe. Con sus 780 metros cuadrados de zona protegida, este parque nacional es el hogar de muchos endemismos, principalmente insectos y plantas que sobreviven a las heladas temperaturas que se alcanzan en las partes altas de la montaña, en los meses de enero y febrero. En la zona se pueden ver también algunas aves endémicas de la isla de la Española, como la cotorra y la cigua palmera.

    Por su parte el Parque Nacional José Carmen Ramírez es un lugar ideal para los amantes del trekking y el barranquismo. Este hermoso entorno natural fue el hogar de los taínos, indígenas que poblaron la isla antes de la llegada de Cristóbal Colón a América. En el parque se pueden admirar varios grabados y pinturas taínas realizados sobre la roca de la montaña y en las cuevas.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?