• Las fiestas de San Isidro y plaza de Las Ventas

    Peregrinos en la Romería de San Isidro en Madrid

    Las fiestas de San Isidro Labrador se celebran a mediados de Mayo en Madrid. Aunque originalmente tenían lugar en el tradicional barrio de Carabanchel, hoy es una fiesta de la ciudad. Se pueden ver a los niños y a los mayores vestidos de chulapos por todo Madrid.

    La romería de San Isidro es la parte religiosa de la celebración y posiblemente la más significativa junto a la semana grande de la Plaza de las Ventas. También se hacen otro tipo de eventos, como exhibiciones de chotis -el baile local- o degustaciones de cocina tradicional en la Plaza Mayor.

    La romería de San Isidro

    La palabra romería viene de romeros, una manera coloquial de llamar a los peregrinos que se dirigían a Roma. La palabra se instaló en el castellano hoy básicamente es un sinónimo de peregrinación. La romería de San Isidro es la peregrinación de los devotos madrileños a la Pradera de San Isidro, hoy conocido como Parque de San Isidro. Aquí los fieles asisten a misa en la ermita del mismo nombre. La parte más importante de la romería es la merienda, cuando todos se juntan en la pradera para tomar rosquitas de santo y un enorme surtido de dulces tradicionales.

    Plaza de Toros de las Ventas

    La Plaza de Toros de las Ventas en Madrid es la más grande de toda España y la tercera más grande del mundo. Tiene una capacidad de 23.798 espectadores. Este escenario se considera el más importante para el polémico mundo del toreo. Polémicas aparte este es un edificio emblemático que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

    Las Ventas, como se le llama coloquialmente, está ubicada en el madrileño barrio de La Guindalera en el distrito de Salamanca. El edificio se terminó de construir en 1929, pero no sería oficialmente inaugurado hasta pasados cinco años, en 1934. El arquitecto artífice de esta obra fue José Espelius Anduaga, considerado uno de los maestros del estilo neomudéjar.

    El edificio utiliza ladrillo visto colocado de muchas maneras para crear texturas y arabescos en la enorme circunferencia de la plaza, intercalados con decoraciones cerámicas que representan los escudos de todas las provincias españolas. La fachada se articula con tres arcos de herradura por sección entre pilastra y pilastra en el piso superior, dos arcos mixtos en la planta media y dos dobles arcos de herradura en la planta baja. Los torreones que albergan las escaleras y las dos entradas monumentales completan un conjunto singular donde los haya.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?