• Un paraiso llamado Mallorca

    Rubén Darío bautizó a Mallorca con el nombre de “Isla de Oro”. No se equivocaba porque cuando el sol cae sobre las azules aguas del mediterráneo el paisaje verde y siena de la isla se colorea de dorados. Aquí la naturaleza se impone, permitiendo al visitante conocer de primera mano el paisaje mediterráneo a través de cientos de senderos y vías rurales para bicicletas. En la isla abundan la cultura y los deportes, como el golf y la navegación. La isla es el entorno ideal para celebrar eventos o convenciones. Be Live Gran Palace de Muro ofrece increíbles servicios, preciosas instalaciones y magníficos spas, todo lo que necesita para relajarse y disfrutar de Mallorca.

  • ¿Dejar un comentario?