• Miquel Barceló en la Catedral de Mallorca

    La Catedral de Mallorca, es una de las construcciones más polifacéticas de España. Su construcción comenzó en 1229 y se terminaron en 1601. Sin embargo, los trabajos en el interior se han prolongado hasta nuestros días, cuando Miquel Barceló decidió donar su famoso retablo cerámico a la institución. Se trata de una obra de 300 metros cuadrados que representa el milagro de la multiplicación de los panes y los peces según el Evangelio de San Juan. La intervención también incluye cinco vitrales de doce metros de altura y varias piezas de mobiliario litúrgico construido en piedra.

  • ¿Dejar un comentario?