• Haría: el valle de las mil palmeras

    Haría, Lanzarote

    Haría, a 28 kilómetros de Arrecife, es una de las ciudades más bonitas de Lanzarote. Este paraje único se caracteriza por el contraste entre el blanco de las casas encaladas, el verde del palmeral y el ocre de los campos lanzaroteños. A este pueblo se le conoce como la localidad de los zaguanes en flor, ya que sus pequeñas casas están todas decoradas con flores multicolores o el valle de las mil palmeras. Si quieres visitar este maravilloso enclave, pueden hacerlo desde el Luabay Lanzarote Beach, se encuentra tan solo a media hora en coche.

    No se conoce mucho de historia de Haría. Los descubrimientos arqueológicos revelan que hubo asentamientos aborígenes en el valle. Esta es una tierra fértil y por eso la economía de la localidad ha estado regida por la actividad agrícola y ganadera. Esta fue una población asediada por los piratas y las injusticias de las peonadas agrícolas, que forzaron muchas emigraciones y abandonos parciales del pueblo por parte de sus habitantes. Hoy en día, los hermosos paisajes que rodean el valle y las galerías volcánicas se han convertido en un fuerte atractivo turístico.

    Dado el carácter agrícola que perdura en Haría, aquí prevalece la gastronomía de cuchara y fiestas tradicionales muy animadas. Comencemos por hablar del famoso potaje de berros del que se dice es el mejor en todo Lanzarote. Los postres de cabello de ángel, también llamados rebanadas y las tortillas de carnaval completan la oferta de dulces para los festejos locales. Aunque el carnaval es la fiesta más conocida, la noche de San Juan es todo un acontecimiento en Haría. La ciudad entera se llena de hogueras, en las que arde Facundo, un personaje que simboliza el mal en el mundo. Con la eliminación del mal, se da paso a la fe y a la fiesta del Cristo de la Sed el 1 de Julio, cerrando el animadísimo mes de Junio en la localidad.

    En un recorrido por el pueblo se aconseja visitar el Museo Sacro y Popular, donde se conservan artefactos religiosos antiguos, y la Iglesia parroquial donde se conserva la talla “la Virgen en cinta” de Luján Pérez. Esta es una gran oportunidad para describir la obra de este escultor y arquitecto considerado el máximo exponente de la imaginería y la escultura canaria. En los alrededores de Haría hay mucho para visitar, comenzando por el Volcán de Corona, la Cueva de los Verdes y finalizando con los Jameos del Agua de César Manrique.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?