• Gastronomía de Tenerife

    Papas arrugas con mojo verde

    Tenerife, con su majestuoso Teide nevado, se enorgullece de su gastronomía y de sus plátanos cultivados principalmente en el valle de La Orotava, a pocos metros del Be Live Oratava. Además de los plátanos, las patatas tienen un lugar distinguido en la cocina tinerfeña. Este tubérculo fue introducido en la isla en 1622, por un inquieto agricultor llamado Juan Batista Castro, quien las hizo traer del Perú. En la actualidad existen hasta 23 variedades cultivadas de patatas en Tenerife, entre las que destacan la “bonita”, la “negra” y “la quinegua” por ser las ideales para arrugar. Y es que el plato que nunca falta en las mesas de los chicharreros –gentilicio de los locales– son las papas arrugás o arrugadas. Para prepararlas se hierben las patatas con poca agua y mucha sal, de tal manera que la piel se arruga por efecto del sodio quedando totalmente cubierta con cristales de sal. Las papas arrugás se acompañan de mojo picón, una salsa que se prepara a base de pimientos y ajos a la que se añade pimienta cayena para que sea picante. También se pueden acompañar del tradicional mojo verde canario, que se hace con perejil y pimiento verde.

    Papas, pescado y gofio son los tres pilares de la gastronomía popular de Tenerife. Este último es una especie de polenta de harina de varios cereales y legumbres tostados (trigo, cebada, lentejas, garbanzos, centeno y millo). Este plato tan endémico, ya lo preparaban los indígenas canarios y su origen se remonta a los Bereberes que habitaron las islas en tiempos ancestrales. El gofio se puede preparar salado o dulce según los alimentos que se le añadan. En cuanto al pescado siempre es fresco, ya que cada día se puede disfrutar de los pescadores vendiendo sus capturas en la lonja y en los mercados. El pescado se suele preparar a las brasas y se acompaña con una generosa ración de mojo y regado con un buen vino o ron.

    Los vinos de Tenerife aunque no son famosos, ya que  la mayor parte de la producción se dedica al consumo interno, son muy buenos. La D.O. Tacoronte Acentejo es la primera y la de mayor producción local, así que tenéis que probarla. También os recomendamos los vinos de Icod y de Güímar. El ron de la zona de Tejina es el más famoso, y hay que probarlo, ya que proviene de trapiches casi artesanales. El ronmiel, como se le conoce, es un producto autóctono con denominación de origen que se elebora a partir de aguardiente de caña, aguardiente de melaza de caña y miel.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?