• Cesar Manrique: construyendo Lanzarote

    Jameos del Río, Lanzarote, España

    Cesar Manrique nace en Arrecife en 1919, desde siempre se siente muy orgulloso de ser lanzaroteño y de haber crecido en este agreste e interesante paisaje. Se consagrará como arquitecto, artistas y escritos combinando sus dos pasiones: la defensa del medio ambiente y el arte. Manrique considera que la naturaleza es el marco perfecto para el arte, y por tanto centra su obra en intervenciones en la naturaleza, creando jardines y habilitando cuevas. He aquí un pequeño listado de sus mejores obras, que pueden disfrutar en una excursión desde cualquiera de nuestras tres propiedades en la isla: Be Live Grand Teguise Playa, Be Live Lanzarote Resort o Luabay Lanzarote Beach.

    • El Jardín de los Cactus abrió sus puertas en 1990. Este curioso jardín que expone 1.000 de especies de cactus de todo el mundo, fue construido en una antigua cantera de Guatiza, muy cerca de Teguise.
    • La Cueva de los Verdes y Jameos del Agua es un intrincado complejo de cuevas visitables, cuyo trabajo de adecuación, conservación, diseño y decoración corrió a cargo de Cesar Manrique. Ubicado en el noreste de Lanzarote, este campo de lavas petrificadas posee una amplia galería natural accesible a través del techo por lo que los locales denominas “jameos”. La visita comienza por un descenso por escaleras de 69 metros, hasta la cueva de los Verdes que con sus 20 metros de altura y 15 de anchura ha sido habilitada como auditorio. Tras pasar la gran cueva los visitantes retoman el ascenso por varias galerías de túneles decoradas hasta la salida natural de la cueva también decorada con piscinas y jardines.
    • La Fundación Cesar Manrique ubicada en la antigua residencia del artista cerca de Arrecife es, sin lugar a duda, el lugar donde comenzar la visita por la interesante obra de este hombre singular. Conocida con el nombre de El Taro de Tahíche, esta casa construida en 1968 tienen más de 2.000 metros de exposición.
    • El Mirador del Río, situado en el norte de la isla sobre el Risco de Famara, es un espacio de recreo destinado a la contemplación del hermoso paisaje del Archipiélago de Chinijo. Originalmente el edificio era una antigua batería de artillería que quedó abandonada tras la guerra y que fue transformada en 1973 por Manrique en colaboración con Jesus Soto y Eduardo Cáceres. En el interior del mirador hay restaurantes, una cafería y varias terrazas para disfrutar de la vista.
    • El Lago de la Costa de Martiánez situado en el Puerto de la Cruz es tal vez la recomendación más acertada para visitar en familia. Construido en 1977 este complejo lúdico construido en piedra volcánica cuyo protagonista es un lago artificial, en torno al que se agrupan varias piscinas y jardines.
    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?