• Cayo Piedras del Norte

    Buceo en Varadero, Cuba

    Ubicado a 5 Km. mar adentro de la Playa las Calaveras en Varadero, se encuentra uno de los tesoros naturales escondidos de Cuba: Cayo Piedras Norte. El ameno viaje de menos de una hora, en yate o catamarán, desde el Be Live Turquesa es sólo un diminuto abreboca a las diversiones que aquí encontrarán. Este pequeño parque natural de 2 millas náuticas cuadradas es único en su especie en la isla. Aquí, los amantes del buceo tienen la posibilidad de nadar entre varias embarcaciones hundidas durante la década de los noventa del siglo pasado. Los pecios, entre los que se cuentan, un yate, un barco lanzacohetes, una fragata de 102 metros de eslora, un AN-24 avión de pasajeros y un remolcador están en estupendo estado de conservación y resultan muy interesantes a buceadores, niños y estudiosos de los fondos marinos.

    Todos estos hundimientos que aquí se disfrutan son deliberados. Aunque nos encontramos en aguas del famoso Triángulo de las Bermudas, no temáis, hoy podéis disfrutar de ellos con total seguridad, gracias a las autoridades que se ocupan de la reserva marítima. Las inmersiones van en un rango de 15 a 30 metros de profundidad, por lo que pueden disfrutar expertos y novatos del submarinismo. Para los menos aventureros, el Parque Marino Cayo Piedras del Norte ofrece la posibilidad de conocer sus fondos marinos a bordo de botes con fondo de cristal, una actividad ideal para las familias con niños.

    En las playas de Cayo Piedras podréis disfrutar de la naturaleza asilvestrada de Cuba, difícil de encontrar en estos días. Una de las visitas típicas es el Faro de Cayo Piedra del Norte. Este faro también recibe el nombre de Los pinzones, en honor a los famosos hermanos españoles que junto a Colón navegaron estas aguas en busca de tesoros. La edificación marca la entrada de la Bahía de Cárdenas una de las más bonitas de la isla. Fue construido en 1856 para sustituir las fogatas y lámparas de aceite que marcaban la escarpada costa cubana y que suponía un gran engorro. El faro es una construcción sencilla de piedra con una casa adosada de 16 metros de altura. Aunque, hoy en día todo tiene un aspecto destartalado, el faro cumple y ha cumplido su cometido de conducir a los botes sanos y salvos.

    Verónica Montuenga
    Verónica Montuenga
    Soy una viajera empedernida, me encanta conocer al mundo y sus culturas. He dado la vuelta al mundo dos veces y desde hace años me dedico a ayudar a viajeros a encontrar el destino perfecto y las vacaciones perfectas.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?