• Los reptiles de Cayo Iguana

    cayo iguana

    No hay paquete turístico que no incluya esta alucinante excursión a una de las zonas más salvajes de Cayo Largo del Sur, en el cubano archipiélago de Los Canarreos. “Afortunadamente” -deberíamos añadir-, porque el festival de vida que se experimenta en este trozo de isla es tan impresionante que perdérselo sería un gravísimo error.

    Miles y miles de iguanas viven en completa libertad en un espacio pequeño y agreste, exuberante y selvático que ejemplifica a las mil maravillas el concepto que cualquiera tiene del ambiente tropical de un entorno caribeño.

    Para los amantes de la vida natural, los paisajes sin trucos y los animales en absoluta libertad, este destino, que puedes adquirir en mayoristas experimentados como Halconviajes.com y Air Europa, resulta imprescindible.

    En cuanto bajes de tu barquito o catamarán, ya que sólo puedes acceder a la localización a través del mar, comprenderás enseguida por qué se llama Cayo Iguana, salta a la vista. Bueno, más que saltar corren, aunque no creas que temen al ser humano. Muy al contrario.

    A los turistas les encanta atraerlas con algunos trocitos de pan y así conseguir una foto cerquita de estos impresionantes reptiles que nos recuerdan a aquellas épocas en que los saurios dominaban la tierra.

    Bajo el sol de Cuba, a orillas de esas aguas turquesas del Mar Caribe, la estampa resulta de una belleza extraordinaria y, sin duda, es una de las actividades mejor valoradas por los viajeros que se desplazan a La Perla del Caribe.

    Además del recorrido a pie por la zona para poder fotografiar los inofensivos reptiles de Cayo Iguana, también se puede aprovechar para hacer un poco de snorkel en un fondo con un espectacular arrecife.

    Imagen en Creative Commons: Flickr/Leolisa81

    Mar Santiago
    Mar Santiago
    Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación como RNE, Diario16 Málaga o Agencia EFE.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?