• La Fiesta de la Rosa Marroquí

    rosas

    Kelaât M’Gouna, la ciudad de las rosas. ¡Qué raro se hace pensar en flores tan delicadas a las puertas del desierto! Es una de las maravillas que encierra Marruecos y esa divina naturaleza que lo enmarca.

    Mayo es el mes de las flores y el mes de la cosecha en la región marroquí de Kelaât M’Gouna, a orillas del río M’Goun. Cada primavera, casi a últimos de mes florido, tiene lugar el Festival de la Rosa, una forma de festejar y agradecer la benevolencia del cultivo.

    Durante los días de celebración, la población de Kelaât M’Gouna llega a triplicarse, gracias a la llegada de ciudadanos de todas partes de Marruecos que se adentran en la ciudad buscando el delicado aroma de una de las aguas de rosas más exquisitas del planeta.

    Con ella se elaboran perfumes y productos cosméticos muy apreciados y entre té y té, como manda la tradición hospitalaria bereber, los visitantes van probando y eligiendo los nobles productos artesanos.

    El tiempo de la Fiesta de la Rosa también trae danzantes que bailan al son de los instrumentos tradicionales, arropados por trajes cubiertos de pétalos de flores y rindiendo homenaje a la reina de la celebración.

    La culminación de la fiesta está también en los platos de la riquísima gastronomía del Norte de África que, en ocasiones, también usa la rosa de esta zona presahariana como adorno, ingrediente y delicado condimento.

    Es un momento único en Marruecos, que solo se vive un par de días al año y que nos muestra las raíces más auténticas de un país magnético.

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Flickr/mshamman

    Mar Santiago
    Mar Santiago
    Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación como RNE, Diario16 Málaga o Agencia EFE.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?