• Comer en las calles de Marruecos

    Comida ambulante

    El país norteafricano encierra en sus calles toda la magia del recetario de una de las culturas gastronómicas más importantes del mundo. La comida en Marruecos hace honor al legado de sus antepasados, esos platos pacientes y legendarios que han servido para fraguar los principios de dietas tan importantes como la mediterránea, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

    Pero al margen de las experiencias culinarias que podremos disfrutar en restaurantes, bares y establecimientos hosteleros, cualquier viajero amante de la comida, encontrará miles de pretextos para catar cada secreto de la cocina marroquí.

    Esos mercados nocturnos, esos puestos ambulantes, esos zocos de las medinas… todo huele a especias, miel, repostería artesana, menta fresca, cordero asado… Todo se compra y se vende en esos puestecillos tan exóticos y vinculados a la cultura árabe y magrebí. También, como no podía ser de otro modo, la comida.

    Exquisitos dulces, anteriores a los pasteles artesanos de la vieja Europa: Chuparquías bañadas en rica miel; Cuernos de Gacela, espolvoreados de azúcar glas; el Sfenj, esa rosquilla que tanto gusta a los niños marroquíes; el sencillo warqa, más económico para la mesa menos pudientes…

    Keftas, kebabs, briouates… Té, labneh, aguas de azahar… Limones confitados, dátiles y almendras… Carnes, pescados, dulces, postres, bebidas, frutas… comer en las calles de Marruecos será una experiencia deliciosa, barata y muy recomendables para quienes desean experimentar el auténtico sabor de la cocina autóctona.

    Sólo hay que dejarse conducir por el olfato, fiel seguidor de un imperio de aromas que nos guiará hacia los puestecillos más ricos.

    Imagen en Creative Commons: Flickr/palindrome6996

    Ana Pérez
    Ana Pérez
    Ha estudiado en distintos países y en varias lenguas, lo que ha marcado su carácter y ensanchado sus miras. Desde hace unos años orbita en la blogsfera como editora de contenidos.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?