• Turismo de Invierno en Cuba

    Cuba

    El turismo de invierno toma otro cariz cuando pensamos en las temperaturas caribeñas de la mayor de las islas Antillas. En Cuba, los meses más fríos del año corresponden a diciembre, enero y febrero, con temperaturas en torno a los 23ºC, un respiro para muchos turistas que prefieren disfrutar de las tierras cubanas con un clima mucho más suave.

    La isla sigue en ebullición durante estas fechas, porque es una de las estaciones fuertes para muchos visitantes. El Caribe nunca duerme y las aguas turquesas y las blancas arenas de coralina siguen ofreciendo su estampa inimitable.

    Los amantes de las grandes citas culturales se ven premiados con encuentros tan imperdibles como el Festival Internacional Jazz Plaza o el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

    Las suaves temperaturas, con termómetros con 10 ó 12 grados por debajo de lo que suelen marcar en verano, permiten disfrutar de las rutas a pie: recorridos por los centros históricos, monumentos Patrimonio de la Humanidad, parques naturales, plantaciones, edificios coloniales…

    El turismo de sol y playa se solapa con una visión mucho más auténtica de un país que goza de un patrimonio histórico, cultural y natural de lo más variado y extenso y, aunque Cuba es sabrosura caliente, el ritmo y el son no pierden ni un ápice de la grandeza alegre de un pueblo acogedor y de una tierra caribeña mágica.

    Disfrutar del turismo de invierno en Cuba es un placer que nos permite acometer un diverso entramado de actividades y propuestas con más tranquilidad y menos sudor.

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Flickr/Artur Staszewski

    Ana Pérez
    Ana Pérez
    Ha estudiado en distintos países y en varias lenguas, lo que ha marcado su carácter y ensanchado sus miras. Desde hace unos años orbita en la blogsfera como editora de contenidos.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?