• La Ruta del Chocolate Dominicano

    Semillas de cacao

    No son pocos los ciudadanos del mundo que piensan que una de las mejores cosas que hizo Cristóbal Colón fue dar la oportunidad a los europeos de descubrir el delicioso chocolate de América. Bromas aparte, el cacao de República Dominicana es uno de los mejores del mundo.

    La Ruta del Chocolate Dominicano es algo que ningún viajero debe perderse. Adentrándonos en la isla, hacia las antiguas tierras en las que se cultivaba la caña de azúcar, nos encontraremos con las actuales plantaciones de cacao.

    La producción local es fervientemente artesana, defensora de cultivos ecológicos, que preservan las herencias de la cultura de los nativos taínos y los esclavos africanos. La mezcla y cientos de año de trabajo han conseguido elaborar uno de los chocolates más apreciados.

    Las visitas al norte de la isla suelen ofrecer un paseo por estas plantaciones caribeñas. Los productores permiten al visitante recoger algunas semillas a mano, además de participar en la selección de los granos y formar parte del proceso de producción. Una fórmula activa y atractiva de entender el mundo del chocolate.

    La Ruta del Chocolate Dominicano incluye igualmente la posibilidad de que guías especializados expliquen al visitante la historia de un producto que un día fue usado como moneda de cambio y que, en la actualidad, forma parte de la dieta de buena parte del planeta, alcanzando cotas de auténtico placer gourmet.

    Para quienes se animen a visitar estas instalaciones, les recomendamos que no se vayan sin probar in situ una taza de auténtico chocolate caliente y pan de maíz.

    Imagen en Creative Commons: Flickr/eonaxon

    Mar Santiago
    Mar Santiago
    Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación como RNE, Diario16 Málaga o Agencia EFE.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?