• Santería, santeros y santitos en Cuba

    Santeria en Cuba

    Sincretismo ejemplarizante que traspasa fronteras religiosas, barreras lingüísticas, mares y océanos, límites terrenos, tiempos y épocas, para devolvernos el poder de la creencia, disfrazada, trasmutada, mimetizada, travestida… oculta y disimulada a los ojos vacuos y opresores de quienes intentaron imponer su voluntad por la fuerza.

    Cuba es un repertorio inagotable de santería, donde santitos y santeros hablan lenguas yorubas y europeas, cantos africanos y rezos españoles, costumbres de esclavos e imposiciones de colonizadores.Cualquier rincón es bueno para asistir a una parte de esta puesta en escena que, para el turista, no es más que un momento más del viaje, una curiosidad más para contar, una experiencia descafeinada que, en realidad, nada tiene que ver con la realidad de la religión inspirada por la fuerza universal de Olodum y la protección de sus orishás.

    Los santeros, iniciados a través de ritos arcanos que conectan el mundo de los muertos con el de los vivos, sacrifican y ofrecen, piden y solicitan, acatan y exigen, velan y respetan, aconsejan y preservan.

    Es un mundo místico y misterioso, divino y humano, en el que la fina línea que separa al hombre del dios, el mensajero divino, se diluye y se refuerza con la connivencia del creyente.

    Santería, santitos y santeros cierran un círculo mágico y espiritual al que solo se accede mediante el respeto más sincero a las creencias de otros pueblos y el acatamiento de los designios de los sabios iniciados.

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Flickr/NatalieMaynor

    Mar Santiago
    Mar Santiago
    Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación como RNE, Diario16 Málaga o Agencia EFE.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?