• Plátano de Canarias, un producto estrella típico de España

    Plátanos de Canarias

    El plátano de Canarias se ha convertido en una de las señas de identidad de las Islas Afortunadas, casi tanto como el Teide, el Drago Milenario, las coladas volcánicas, las papas arrugás o el mojo picón.

    Es la fruta por excelencia del archipiélago canario y uno de los productos más exportados de la economía española. Con denominación de origen propia, el plátano de Canarias poco tiene que ver con la banana de otros países.Aunque pertenecen a un tronco común de frutos, lo cierto es que el tipo de maduración de cada uno separan el plátano de Canarias de la banana, menos azucarada y más cargada de almidones.

    Más pequeño que las bananas y con sus características manchitas oscuras, el plátano canario es básicamente un fruto destinado a postre y, fundamentalmente, a su consumo fresco. En cambio, la banana resulta de una consistencia más dura, indicada para el cocinado.

    Aunque en la actualidad muchos piensan que el plátano llegó a España tras los viajes coloniales al Nuevo Mundo, lo cierto es que el proceso sucedió al contrario. Cultivado en principio en el sudeste de Asia, la fruta llegó a África a través de Madagascar. Desde el continente negro, el plátano pasó al Mediterráneo en algún momento del siglo VI, si bien fue introducido en las Canarias gracias a las expediciones portuguesas a Guinea Ecuatorial.

    Los cultivos canarios consiguieron afianzarse y fue entonces cuando el plátano llegó a América, a bordo de los barcos colonizadores que partieron hacia el Nuevo Mundo.

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Wikicommons/Frank Vicentz

    Ana Pérez
    Ana Pérez
    Ha estudiado en distintos países y en varias lenguas, lo que ha marcado su carácter y ensanchado sus miras. Desde hace unos años orbita en la blogsfera como editora de contenidos.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?