• Artesanía Dominicana: regalos sencillos y espectaculares

    artesanía república dominicana

    Un paseo por la República Dominicana despierta en el viajero el ansia por comprar cuanto ve. Más que un brote de esquizofrenia consumista, los impulsos del turista se guían más por la pasión que despierta la artesanía de la zona, tan apegada a la tradición caribeña.

    El colorido y la plasticidad de cuanto elaboran las manos artesanas de los artistas dominicanos cautivan, sin remedio, a cualquiera que disponga de un mínimo de sensibilidad. Es el efecto de esa combinación tan especial, a base de antepasados taínos, influjo español y vocación africana.Los materiales para elaborar la artesanía dominicana salen de lo más cotidiano de la isla: coco, palma, conchas, piedras preciosas, piedra, arena, cueros, frutos, hilos, cuerdas, barros… Es la síntesis de la artesanía criolla y donde quiera que posemos nuestros ojos, estaremos contemplando la maravillosa y sencilla espectacularidad de los artesanos de la República Dominicana.

    En las calles, en las playas, en las plazas… puestecitos callejeros y ambulantes, grandes tiendas de souvenirs, centros comerciales de grandes cadenas hoteleras… en cualquier parte podremos encontrar un pequeño tesoro, cargado de color, que nos cuenta una escena cotidiana, que narra algo del pasado del país…

    Inmensos cuadros caribeños, preciosos colgantes y abalorios, engarces de platería para piedras nobles, hermosos pañuelos y pareos pintados a mano, extraordinarios instrumentos musicales o el típico ron y los cigarros del Caribe. El abanico de posibilidades es inmenso y los momentos para comprar son incontables; resistir la tentación de poseer un pedacito de la República Dominicana… eso resultará casi imposible.

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Flickr/Bree Bailey

    Ana Pérez
    Ana Pérez
    Ha estudiado en distintos países y en varias lenguas, lo que ha marcado su carácter y ensanchado sus miras. Desde hace unos años orbita en la blogsfera como editora de contenidos.

    Leer más articulos de este autor

    1. Pingback: Las muñecas sin rostro dominicanas - DisfrutaRDDisfrutaRD

    ¿Dejar un comentario?