• Varadero es música viva

    músicos callejeros

    El destino más turístico de Cuba no iba a conseguir inhibirse de una de las grandes pasiones de los cubanos y ese ritmo endiabladamente contagioso que corre por sus venas, llena cada rincón de la ciudad.

    Varadero es música viva en las terrazas, en los hoteles, en el cruce de cualquier calle, en la puerta de los cafetines, en el paseo marítimo, a la entrada de la playa, en el puerto. Cuba es ritmo, Cuba es son, golpe de muñeca de la percusión negra de raíces africanas, caderas armoniosamente salvajes de mujeres acompasadas.

    Toda la ciudad de Varadero posee su propia banda sonora, en arpegios de guitarras callejeras, en la cadencia de las voces acentuadas de sus cantantes, en las melodías sabrosas que inspiran a directores de cine y guionistas de prestigio. Es la esencia de Cuba, de la que Varadero no es una excepción.

    Turística y occidentalizada, Varadero es música viva que respeta la tradición y las costumbres de sus gentes, la armonía de las viejas canciones que conquistan un mundo que sucumbe al encanto de una tierra bloqueada que, sin embargo, nos hipnotiza a base de sonidos únicos, atractivos y encantadores.

    Pasear por Varadero, transitar por sus calles, sentarse a disfrutar un mojito cubano y pasar la tarde o una fogosa velada nocturna, pasa necesariamente por la música cubana del cabaré del Tropicana, de las orquestas callejeras o de los músicos improvisados tras las ventanas de cualquier casa. ¡Bienvenidos a Cuba y a sus melódicas calles! Es la hora de disfrutar un magnífico concierto programado o una fantástica actuación improvisada.

    Imagen en Creative Commons: Aaron Nakama

    Mar Santiago
    Mar Santiago
    Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación como RNE, Diario16 Málaga o Agencia EFE.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?