• Té marroquí, un ritual de hospitalidad

    Té marroquí

    Té verde, a la menta, con hierbabuena, moruno… muchas maneras existen de dar nombre a la bebida más popular de Marruecos, con la que nos recibirán en muchos lugares, como muestra de respeto y hospitalidad al extranjero.

    Nosotros mismos haremos, más de una vez, un alto en nuestro camino para dar reposo a nuestra garganta y calmar la sed. Sin embargo, más que una función práctica, el turista evoca con este sencillo acto, un momento de placer, de tranquilidad casi espiritual, repitiendo una acción que evoca instantes de ceremonia y misticismo de lejanos cuentos orientales.

    Sin embargo la historia de la bebida tradicional de Marruecos es, en realidad, bastante reciente, ya que no comienza hasta que, en el siglo XIX, los británicos introducen en el Magreb el té de sus colonias de la India, en un intento por buscar nuevos mercados.

    Sin duda, aquellos ingleses victorianos obtuvieron el éxito que perseguían… y mucho más. Pocos habrían apostado entonces por el arraigo que la hierba india acabaría teniendo en los países árabes.

    A los occidentales les encanta esa ceremonia del té marroquí, en la que las pequeñas bolitas de té verde son introducidas en las solemnes teteras plateadas, para abrirse acto seguido al contacto con el agua hirviendo.

    El primer agua se tira, para ‘lavar’ el té y quitarle el impulso amargo de su naturaleza. A continuación se añade una buena cantidad de azúcar y hojas de hierbabuena, para volver a inundar la tetera que, ahora sí, contiene el delicioso líquido que fomenta las relaciones humanas y la confraternación con el recién llegado.

    Acompañen la bebida con exquisitos dulces marroquíes, producto de una de las reposterías más antiguas y deliciosas del mundo. ¡Salam aleikum!

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Flickr/rafaparadela

    Ana Pérez
    Ana Pérez
    Ha estudiado en distintos países y en varias lenguas, lo que ha marcado su carácter y ensanchado sus miras. Desde hace unos años orbita en la blogsfera como editora de contenidos.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?