• Queso Majorero, Denominación de Origen de Fuerteventura

    Queso Majorero

    Tan sólo dos quesos del archipiélago canario poseen Denominación de Origen Protegida (DOP) y uno de ellos es el inimitable queso majorero, un bocado que toma su nombre de Maxorata, la palabra aborígen con que fue bautizada la isla de Fuerteventura.

    Ya aquellos antiguos pueblos prehispánicos tenían este queso como base de su alimentación y su calidad fue mencionada en los viejos legajos por los primeros colonizadores de principios del siglo XV.Hasta el día de hoy, Fuerteventura, una de las islas más agrestes del archipiélago canario, continúa destinando buena parte de sus recursos humanos al pastoreo de la cabra majorera, especie única, cuya leche sirve de excelente materia prima para el queso majorero, cuya demanda también llega desde todas partes del mundo, favoreciendo también una actividad industrial dedicada a la exportación.

    Hablamos de un queso graso, de intenso aroma y que puede disfrutarse en muchísimas variedades. Desde el blanco más puro y fresco hasta los más añejos, que pueden ser conservados con aceite, pimentón o gofio.

    Estas formas de conservación matizan el sabor del rico manjar, que no obstante se caracteriza por cierto grado de acidez y un gusto un tanto picante al paladar. De todos modos, dependiendo del tipo de maduración, el majorero será un queso que se ajuste a distintos tipos de cata.

    Así el queso blanco, madurado entre 8 y 20 días, resulta exquisito como postre con miel. Y las variedades de semi y curado, que pueden llegar hasta los 60 días de maduración, acabarán imprimiendo carácter a este bocado básico de la gastronomía de Fuerteventura.

    Imagen en Creative Commons or Public Domain: Flickr/jlastras

    Mar Santiago
    Mar Santiago
    Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación como RNE, Diario16 Málaga o Agencia EFE.

    Leer más articulos de este autor

  • ¿Dejar un comentario?